Blog personal de un tarracofermense

Buscar este blog

martes, 31 de julio de 2012

Tiempos de cambios ...


Con la que está cayendo, no dejo de pensar, y lo dicen, que tendremos que cambiar nuestra forma de actuar, de funcionar, incluso de ver la vida ... Sinceramente, viendo la que cae, no puedo augurar como será el futuro, aún así no dejo de pensar en que algo cambiará y me pregunto si estaré preparado para entonces. También pienso en ellas y me gusta pensar que son lo suficientemente pequeñas para amoldarse a un nuevo de estilo de vida ... Sé que todo aquellos modelos que aprendí en algún libro de economía ya no sirven; incluso sospecho que si alguien lleva el barco, aprende a navegar mientras éste va a la deriva ¿lo ven? hasta para dar explicación de lo que ocurre hemos de recurrir a una metáfora.

Y dicen también que nos reinventemos, que saquemos a relucir nuestro "espíritu creativo", esto lo digo porque quién lo decía, comentaba que su talento residía en que siempre había querido ser diferente ¿diferente a la demás gente? ¿qué gente? ¿yo soy gente? ¿lo es usted? ... lo somos todos.

Pienso que lo mejor que le pueden decir a uno, es no dejar de ser uno mismo, pero a saber qué debe ser eso ... 





Recuerden, 1 Euro = 166,386 pesetas ...igual se trata de eso, de saber de dónde venimos y qué es lo que hemos logrado. No me hagan mucho caso; tan solo quería colgar esta vieja canción...

...

jueves, 26 de julio de 2012

Prohiben sonreir a los periodistas de los JJOO.


Ayer escuché algo de eso en la radio y hoy he comprobado en algún diario digital, que en la foto que usen los periodistas para su acreditación durante los Juegos Olímpicos, no pueden sonreír.

Por algún momento pensé que se trataba de una pseudo-medida de seguridad. Por aquello de que si el "sospechoso" se identifica con cara de pocas migas, tiene más pinta de sospechoso sin esa sonrisa; y al agente identificador le cuesta menos realizar sus pesquisas que si tiene que tratar con una imagen sonriente, amable o amigable.

Incluso llegué a oír, que alguno de esos periodistas enviados por no sé que emisora tuvo que repetir varias veces la instantánea pues no se ajustaba a los requisitos de seriedad solicitados por el comité de seguridad de los JJOO ...

Sin saber exactamente las causas de esta curiosa medida, he imaginado como debemos posar para una foto seria si se diera el caso,  he llegado a imaginar como definir los requisitos para realizar esa fotografía; que si los labios deben permanecer sellados, la mirada penetranete quizá fruncir algo el ceño ...¿usted sabe cómo se frunce?  ...

Sin embargo para la fotografía alegre nos apoyamos en la palabra, ya saben, que si pa-ta-ta o incluso Lu -íííís, o el cheese (que en el inglés de Londres significa queso) y se pronuncia "chiiis". Esto lo hacemos porque la fonética de esas palabras obliga a nuestras facciones a muscular provocando una sonrisa, aunque no sé si patata lo dejaríamos para fotos de tipo familiar o en grupo.

Dicho lo anterior, y buscando un vocablo adecuado para posar seriamente en esa acreditación, deberíamos encontrar alguno que si bien fuera pronunciable en distintos idiomas -dado el carácter universal de las olimpiadas- estaría bien que tuviera algo que ver con el evento, y fuera el periodista que fuera que lo vocalizara su semblante dado la seriedad requerida, podría tener algo de ceremonioso. Sobre todo que la fonética de esa palabra no obligara a abrir más de la cuenta la boca o estirar demasiado los labios ...

A mi se me ocurre P O D I U M ...y en ese caso, a la hora de pronunciarse esa palabra, ni se oscule demasiado cuando suene la O (donde se da el golpe de voz, y si se hace con cierta energía uno queda muy serio) Ni se alargue más de la cuenta esa I , y si es el caso, cuando suene esa I  que se corte inmediatamente con el UM! que creo que también quedaría bien.



* Recuerden que tampoco es cuestión de saludar, solo se trata de una foto de esas de carnet.



jueves, 19 de julio de 2012

Lampègia.


Ésta es la única imagen que les puedo ofrecer de Lampègia, "enmosaicada" en la pared de una plaza de un pueblo de la Cerdaña en recuerdo de esa Princesa de la paz y del amor. 

Estamos en el s.VIII época post-visigoda en en la peninsula, dónde el caudillo bereber Munussa tiene por encargo del califa Abderramán la conquista o gobierno de esa parte de los pirineos.

En realidad es la Princesa -hija de Eudón, duque de Vasconia y Aquitania- quien conquista con su belleza el corazón del Capitán bereber; cuando él la vio por primera vez no sabía nada sobre su ascendencia, y pensó que tal vez era una campesina que recogía manzanas en el huerto del palacio ...

Ni el duque ni el capitán tenían ganas de conflicto, incluso los bereberes recelaban del exagerado celo musulmán por la conquista. Eudón negocia con Munussa la paz y le  ofece a su hija en matrimonio. Éste acepta en beneficio de la tregua, aunque sigue enamorado de la bella muchacha que recogía esas manzanas.

Hacia el 730 se data la boda y ante la felicidad de ambos los dos contrayentes y para dicha de ellos, el uno y la otra descubren quienes son realmente. Antes la Princesa ya se había enamorado de ese apuesto y valiente guerrero. Cuentan que tuvieron una dulce luna de miel en LLivia, que el sarraceno se convirtó. Abderramam preso de la ira envió un ejército para acabar con la unión ... a él le segaron la cabeza, a ella la llevaron cautiva a Damasco para formar parte de un harén -hasta los soldados moros quedaron impresionados con su belleza- El padre desolado, organizó un ejército para rescatar a su hija.

(...)

En una pequeña plaza de LLivia, recuerdan a Lampègia con esa imagen . En la plaza; una fuente, las paredes de las casas que la lindan, ese mosaico, jardineras con flores que por la noche riega una anciana vecina, una cabina, un banco...

Cada año nos sentamos en ese banco, contemplamos la imagen de esa chica que recogía manzanas; pedimos a un viandante que capture esa imagen, nos es fácil sonreír ... construimos algo de nuestra historia. 


2006 **

2007 *

2008 *
2009 *

2010 *

2011 *

2012 *



2013 *


2014 *


2015*


2016*
2017*



 




* Yo soy el de la barba.
** También, pero sin.
Nota del A. Los asteriscos (sean uno o dos) no son motivo de comentarios, son meramente informativos.


lunes, 2 de julio de 2012

1-J .LLuvia en Tarragona.



Inicio vacaciones, primer destino: Tarragona. Motivo, ciudad natal. Segundo motivo, hospedaje en casa familiar, la que viví desde casi siempre.

Llueve en Tarragona, hoy no hay playa, no ha habido playa pero sí paella, fútbol europeo ¡¡menuda merienda!! y alguna imagen para el recuerdo.

Imagen para el recuerdo. Motivo: vista panorámica con estación de Renfe, puerto deportivo, puerto comercial... Segundo motivo:  recuerdo de mi adolescencia (la pre y la post) . 
Truco para el efecto lluvia: Primero, que realmente llovía. Segundo, hacer la foto desde el cristal de la ventana con las gotas de lluvia pegadas a él ( no se limpia el cristal por varios motivos: primero, como sigue lloviendo no sirve de mucho y segundo, para conseguir el susodicho efecto de lluvia, claro)

(...)

Con tantos motivos, trucos y facilidades para hacer la foto, el post tenía parada obligatoria en el blog. Y uno cuando tiene muy vista esa vista siempre se pregunta si sería capaz de sorprenderse si la viera con ojos nuevos. No puedo ser objetivo viéndola si además de tenerla enmarcada en mis recuerdos le añado, la estación, la lluvia, el mar ... (el orden de los factores no altera el recuerdo)

Anda que no me sentaba esas tardes de sábado mientras veía esa serie (síii, eran los Angeles de Charlie) y daba la vuelta a la ventana. "Tren procedente de Barcelona con destino a Zaragoza en vía 2 por el segundo Andén ..." y yo dejaba por un momento la serie, y veía quién llegaba y quién partía ...y si llovía quién se mojaba antes de llegar a las escaleras que bajo la vía conducían al vestíbulo de la estación...y me fijaba si alguien esperaba al viajero o quién iba acompañado. ¡Qué tardes! ¡y con lluvia!

El orden de los factores no altera el recuerdo, pues me recorría todo ese paseo junto a lo que ustedes ven que es playa y luego seguía por todo el dique que continúa por el puerto comercial (antes no había puerto deportivo, ese vino más tarde) ...y allí, en el puerto de Tarragona, a un lado la mar era más brava -no mucho porque es mediterránea- al otro donde fondeaban los barcos, esa estaba más quieta...pero la brisa venía tanto de poniente como del otro lado y me "afeitaba" la cara, eso sí lo recuerdo; y a veces miraba por la ventana y me veía por allí corriendo ¡a la fresca! y con la pierna más suelta...¡buenos tiempos! 

Me gustaba mirar por esa ventana y observar como los coches que subían desaparecían entre esas casas y luego los descubriría de nuevo si realizaban el recorrido que yo intuía ...y cuando llovía, también escuchaba el ruido ese de los neumáticos mientras calzan el agua encharcada en la calzada.

Inicio de vacaciones, les dejo con esta imagen más Tarraco que ferma. Si doy con la canción igual se la pongo, aunque me temo que no sé si podrían escuchar lo mismo que yo ...